Nutrición mental. Soñar ayuda a resolver problemas

28 abril, 2010

¿Quién de ustedes no ha tenido un problema que solucionar, se va a dormir, sueña con él, y a la mañana siguiente lo resuelve de manera más fácil? A mi sí me ha pasado

Es bien sabido que dentro de la meditación una parte muy importante son los sueños. Los entendidos en esto saben que se pueden “comprender”, “controlar” los sueños, por decirlo de alguna manera. Otro tipo de sueño es el “sueño lúcido” donde uno aprende a reconocer que, durante el sueño, que está soñando. Gracias a estas técnicas se pueden reconocer todos los personajes que aparecen en nuestros sueños ya que son producto de nuestra consciencia soñadora. Aquí un artículo para quien quiera aprender más sobre “el sueño lúcido en la meditación

Yo, a través del libro de Sincrodestino de Deepak Chopra aprendí a recordar los  sueños, cada vez los recuerdo más, esto es a través de técnicas de meditación donde, entre otras cosas, se pide al alma, al espíritu y al subconsciente que recuerde los sueños, para así poder encontrar respuestas a nuestros problemas. Yo no los recuerdoº siempre, pero en definitiva mucho más que antes. Creo que el siguiente paso es controlarlos. ¡Se dice fácil!

Incluso hay técnicas en las que enseñan a pedir al subconsciente para que se centre en algún problema que queremos resolver y “encontrar las respuestas”. Esto tiene muchas interpretaciones. Sé que más de uno dirá “Mi problema es tener un millón de euros para mañana”. Hablamos de resolución de problemas comunes, reales, sensatos.

Ejercer la meditación a diario por la mañana y por la noche, con unos diez minutos es suficiente, nos brindará beneficios a corto plazo reflejados en una menor tensión, mejor salud y activación de zonas cerebrales que habían permanecido dormidas, lo que nos hará más rápidos y lúcidos de pensamiento.

El problema de algunas ciencias no exactas como las relacionadas con la meditación es la dificultad de su comprobación. Pero no crean, hay estudios muy serios y cada día más sobre “el poder de la mente”, de cómo los sueños pueden mejorar el proceso de aprendizaje y memoria.

Ejemplo de esto es el experimento que realizaron científicos (Wamsley, Tucker, Payne, Benavides, Stickgold) del Centro Médico Diaconesa Beth Israel en Boston (Estados Unidos). El artículo ha sido publicado en la  prestigiosa revista digital científica “Current Biology” aquí un abstracto de dicho estudio.

En resumen: el estudio sugiere que mientras dormimos nuestro cerebro puede estar trabajando en la manera de cómo resolver cierto problema. Los investigadores pusieron a varios individuos a aprender un laberinto tridimensional complejo para encontrar la salida. El ejercicio duro una hora. A continuación el grupo se dividió en dos, los que fueron a dormir una siesta y los que se mantuvieron despiertos con actividades tranquilas.

Cinco horas después volvieron al ejercicio del laberinto. Los individuos que no durmieron se desarrollaron francamente mal resolviendo el problema. Lo mismo ocurrió con los que durmieron. Sin embargo hubo un grupo de los “dormidores” que mostraron una gran mejoría en la forma de encarar la tarea, la característica de este grupo fue que todos ellos soñaron con el laberinto y la manera de resolverlo.

¿Se imaginan ustedes el día en que podamos “controlar” nuestros sueños? ¡Cuántos problemas no podremos resolver!

Quien quiera ver la noticia completa (muy interesante): Los sueños mejoran el procesamiento de la memoria y el aprendizaje.

Por: Carlos Gutiérrez. Más artículos de Carlos Gutiérrez aquí

Carlos Gutierrez. Nutricionistadeperrosygatos.com